PISTOLAS AEROGRÁFICAS

El continuo desarrollo de las modernas tecnologías y de los procesos de trabajo presenta una evolución incontestable. Este es un hecho común e irrefutable en todas y cada una de las disciplinas del sector de la reparación. En este contexto, la especialidad de pintado aerográfico debe plantar cara, no sólo a las demandas en materia de evolución tecnológica y mejora de los equipos, sino además, a las estrictas exigencias legislativas en materia de protección medioambiental.
 

Buena muestra de ello es la creciente preocupación de los diferentes gobiernos, cuyos responsables en materia de industria y medio ambiente se pusieron en marcha ya hace algunos años para solucionar un problema, el de la contaminación, que empezaba a tomar tintes verdaderamente preocupantes.
 

En la especialidad de carrocería las primeras empresas afectadas por estos nuevos cambios legislativos fueron los fabricantes de pintura y los fabricantes de equipos de pulverización. Últimamente las legislaciones se han ido adaptando a los diferentes países y mercados, con unas repercusiones importantes en lo que a gama de productos de los diferentes fabricantes se refiere. En este pequeño artículo, intentaremos desvelar los secretos de las diferentes normativas internacionales. También analizaremos cómo afectan éstas a los productores de materiales, equipos y a los profesionales y, por supuesto, intentaremos ofrecerles orientaciones acerca de cómo seleccionar el equipo de pintado más adecuado a sus necesidades.

NORMATIVAS ACTUALES

En este momento todos o casi todos los fabricantes, se rigen por dos normativas bien conocidas en el ámbito mundial. Una es la 1151 S.C.A.Q.M.D (South Coast Air Quality Management department) y la otra es la E.P.A. (Enviromental Protection Act). A buen seguro cualquier profesional ha oído su mención en más de una ocasión Ambas requieren de los fabricantes el cumplimiento de un mínimo de requisitos a la hora de construir las herramientas y los materiales que garanticen el cumplimiento de la ley. A esta obligación se añade la necesidad de producir equipos competitivos que gocen de las mas altas cotas de calidad . Sin embargo, fabricar buenas herramientas y además cumplir con las normas no es tarea fácil. Derivado de este razonamiento pronto llegamos a la conclusión de que sólo las marcas de reconocido prestigio están en condiciones de ofrecer al profesional equipos y medios a la altura de las circunstancias.
 

Normativa 1151 S.C.A.Q.M.D: Esta normativa nació en california (EE.UU) En ella se indica la obligatoriedad que tienen las pistolas de transferir un mínimo del 65% a una presión máxima de salida en la boquilla de aire de 0.7 Bar (esta presión tiene que ser inferior en el centro y las orejetas de la boquilla de aire). La frase “transferencia de producto”, significa que de toda la pintura que ponemos en el depósito de la pistola, el 65% de la misma tiene que quedarse en la pieza que estamos pintando. Debido a este efecto, la emanación de disolventes a la atmósfera se reduce considerablemente. También como consecuencia, el ahorro producido en la misma es extremadamente considerable. Por todos estos motivos se han creado las pistolas H.V.L.P. (high Volume Low Pressure) o Alto Volumen-Baja Presión. Las ventajas más significativas de los nuevos sistemas H.V.L.P. son: Ahorro de pintura de un 30% y reducción de niebla de pulverizado en un 50% con lo que se reduce también el gasto de otros materiales como los filtros de cabina. A la hora de usar este tipo de pistolas H.V.L.P hay que tener en cuenta un aspecto muy importante: para aplicar aparejos fuera de la cabina, necesitaremos enmascarar el vehículo en menor medida y dado que trabajaremos a pleno rendimiento, el tiempo de pintado será mucho menor, creando una niebla de pulverización infinitamente inferior.
 

Normativa EPA: Esta otra normativa es en realidad una derivación de la Californiana, aunque modificada y aplicada en Gales (U.K). Parece ser que esta será la ley a aplicar en todo el ámbito de la Unión Europea. Como hemos podido observar, la presión de trabajo de las nuevas herramientas resulta decisiva para conseguir mejoras de transferencia y ahorro de material. Sin embargo, el secreto no está sólo en las presiones, ya que si tomamos una pistola convencional y simplemente le reducimos la presión de trabajo, el único resultado que obtendremos será una mala pulverización y una velocidad de aplicación extremadamente baja. El secreto es mucho más complejo y reside en largos años de investigación, desarrollo, diseño, y maquinaria de fabricación de última generación. La normativa EPA es muy parecida a la californiana en cuanto a sus parámetros se refiere, aunque presenta alguna variante. En la europea la transferencia de producto tiene que ser superior al 65% un aspecto que es posible gracias a la presión de salida que determinan los fabricantes de las pistolas que cumplen la norma EPA.
La principal ventaja de estas pistolas se traduce en su fácil adaptación a ambas normas, debido a que su utilización es muy similar a las convencionales. (en lo que se refiere a la distancia y a la velocidad de pintado). Otra ventaja es que se puede utilizar en instalaciones de aire antiguas y con compresores pequeños. Lógicamente, el ahorro de pintura con respecto a las pistolas H.V.L.P. no es tan significativo pero incluso en comparación con los sistemas convencionales, podemos hablar de unos ahorros que se sitúan en torno al 20%.
 

LA IMPORTANCIA DE LA INSTALACIÓN DE AIRE

Uno de los puntos que debemos cuidar especialmente es el que se refiere al estado de la red de aire. Empezando por el compresor y acabando por las mangueras, tenemos que tener en cuenta que para conseguir mejores resultados, necesitamos una red de aire en buenas condiciones. Sirvan como ejemplo estas pautas que detallamos:

Factores que influyen en el grado
de transferencia de la pistola

1.- Presión de aire en la boquilla
2.- Distancia de aplicación
3.- Distancia al borde de la superficie
4.- Forma y tamaño de la superfície
5.- Tipo de pistola
6.- Ventilación de la cabina
7.- Temperatura y humedad del ambiente
8.- Regulación del equipo

-Compresor suficientemente dimensionado. Mayor de 6 ó 7 C.V
-Tuberías o red de aire lo suficientemente dimensionada.
-Red de aire sin restricciones o estrechamientos
-Filtros y reguladores de aire en cada salida de la red.
-Mangueras y conexiones rápidas de dimensiones adecuadas.
 

PISTOLAS DE SISTEMA H.V.L.P

Ya hemos hablado levemente de las pistolas tipo H.V.L.P. Es hora de entrar más a fondo en la consideración de las características de este tipo de herramientas. Como hemos apuntado anteriormente, el funcionamiento de este tipo de pistolas consiste en realizar la atomización con un gran volumen de aire a baja presión. Esta reducción de la presión (0,68 como máximo en la boquilla) ofrece una importante serie de ventajas respecto a los sistemas convencionales entre los que destacan:
 

-Pulverización más controlada.
-Menor retroceso de la pintura.
-Mayor aprovechamiento del producto aplicado.
-Mayor grado de transferencia
-Mayor respeto por el medio ambiente.
 

Además de todo lo expuesto hasta aquí, el principal diferenciador entre este sistema y los convencionales es el cumplimiento de las normas internacionales, manteniendo a la vez, el mejor nivel de atomización. Un aspecto que tiene una importancia vital en la aplicación de determinados productos que presentan mayores exigencias de terminación como las lacas en carrocerías . En definitiva, se trata de ofrecer al usuario mejoras tangibles, totales o parciales, en su proceso de pintado.
 

DIFERENCIAS CON LOS SISTEMAS CONVENCIONALES

Varios son los aspectos técnicos que diferencian a las pistolas del tipo H.V.L.P de las conocidas como convencionales. En primer lugar destaca el menor diámetro de salida del pico de fluido.
Es decir: para un mismo tipo de aplicación, las pistolas H.V.L.P utilizan un menor diámetro de salida que las pistolas aerográficas convencionales. En segundo lugar, hay que aludir a la naturaleza de las boquillas de las pistolas H.V.L.P, diseñadas para trabajar a una presión de salida muy inferior, aunque con mayor caudal de aire que las convencionales.
El resto de los componentes y mecanismos es muy similar para ambos casos, teniendo en cuenta que en su fabricación se ha trabajado con diseños que permiten una mayor cantidad de aire en la boquilla.
 

REGULACIÓN: UNA DIFERENCIA IMPORTANTE

Parte importante en el proceso de pintado con pistolas aerográficas es el tipo de regulación de aire para cada tipo de trabajo. Por lo que respecta a las del tipo H.V.L.P hay que decir que la presión de pintura en la entrada, para el mismo tamaño de pico, suele ser notablemente más baja que en las convencionales. Por otra parte, es necesario apuntar que junto a esto, la presión de pulverización de la boquilla está disminuida en las H.V.L.P. Pasando de los 2,5-3 bar de presión en las pistolas normales a los 0,69 bar en las H.V.L.P. Podemos encontrar además otras diferencias como la que existe en el caudal de aire, mucho mayor en las HVLP que en las otras. Finalmente aludimos a las distancias requeridas para la aplicación. Respecto a las convencionales la distancias pueden reducirse hasta los 10-15 cm.
 

SISTEMA E.P.A
 

Las pistolas diseñadas para cumplir con la normativa europea EPA presentan unas características diferentes a las del tipo H.V.L.P. De forma genérica podríamos decir que con su utilización se pueden conseguir unos excelentes acabados con la ventaja añadida de precisar de una muy baja presión de entrada (2 bar).
Este tipo de aerógrafos ofrecen una mayor velocidad de aplicación con un importante ahorro de material y consumos de aire inferiores a los de las pistolas convencionales. Además, este tipo de pistolas EPA incluyen boquillas especiales para las pinturas HS de última generación (incluidas las de más alta viscosidad). En cualquier caso, tanto un modelo de aerógrafo como otro, han sido diseñados para satisfacer las necesidades profesionales que se generan con la llegada de los nuevos materiales, derivados, a su vez, de las cada vez más exigentes medidas legislativas en materia de protección del medio natural.
En un mundo como el que nos rodea, en el que la evolución es una constante incuestionable en todos los ámbitos de nuestra vida, los profesionales deben dotarse de los conocimientos y los medios precisos que les permitan estar a la altura de las circunstancias. En la especialidad de la pintura se ha iniciado un camino, el de los sistemas H.V.L.P y EPA, mayor efectividad, menor consumo y mayor protección al medio natural, hora es ya de comenzar a recorrerlo, por el bien de todos nosotros.

Puesta en marcha y parada de las pistolas E.P.A y H.V.L.P

Antes de ponerla en marcha:
 

1¼.-Comprobar el estado del compresor

2¼.-Comprobar estado de la línea de aire

-Nivel de aceite -Estado de las tuberías
-Filtros de aire -Fugas de aire
-Purgador del compresor -Uniones
-Fugas de aire -Diámetro interior de manguera
-Conexiones rápidas mínimo de 7mm
 

NOTA: Si falla alguno de estos parámetros, el funcionamiento de la pistola puede variar